Dame hechos, no palabras


Me he dado cuenta que en la vida nos cruzamos con muchas personas que hablan, hablan y hablan, pero no hacen nada. Que encima, no te dejan hablar y te interrumpen -odio eso-. Otros, que se creen con derecho a opinar sobre tu vida sin saber casi nada sobre ti. Gente hipócrita, manipuladores, egocéntricos o gente tan negativa que te arrastra a su mal rollo.
Hablan de respeto, pero no respetan, otras hablan de la importancia de la empatía y no han ocupado ni un segundo de su vida en ponerse en tu lugar. Los que esperan a que bajes la guardia para atacarte.
Un gran consejo: ALÉJATE.  Aleja a esa gente de tu vida ya.
Acércate a gente que te inspire, con metas, ganas de aprender, de superarse, en el sentido que sea. Aléjate de los que no te aportan cosas buenas y acércate a los que te hagan crecer y no sentirte mal.


Después de este año de transformación unido al periodo trágico anterior, he llegado a la conclusión que no vale la pena mantener cerca a nadie así. Quien te aprecia, no te jode. Y ya está, es simple. Hay que ser radical. Creo que mi cambio no hubiera tenido éxito sin este punto, ya lo había intentado 2 veces en los 2 años anteriores. Fallaba  cosas de mi entorno y me alejé. Y lo seguiré haciendo, porque la vida es muy corta para perder tu valioso tiempo con gente que no vale la pena.
Los cambios a la vista están.

Sois libres de sentiros aludidos, pero todavía sería mejor que intentarais mejorar y enriquecer vuestra vida y no seguir siendo tan hijos de puta. Eso si, lejos de mi :)

Un abrazo y como diría Amparanoia: buen rollito!


Designed by OddThemes | Distributed by Gooyaabi Templates